Comenzó el llenado de concreto de los muros de la estación de bombeo de última generación


Comenzó el llenado de concreto de los muros de la estación de bombeo de última generación, que pondrá en funcionamiento el sistema de cloacas de la zona noroeste de General Alvear. La gran obra ubicada en Uspallata y Jorge Simón, es la segunda estación de bombeo de estas características en la provincia.

El Director de Viviendas de General Alvear Fabián Giménez dio detalles de las obras que se están realizando en calle Uspallata y Jorge Simón: “Este es el llenado de concreto de las paredes de la estación de bombeo para que funcione el sistema de cloacas para dar efectividad a la zona noroeste del departamento”, esta es una obra sumamente importante que debió sortear la dificultad de estar a 150 metros del río. Es de destacar que esta obra cuenta con una tecnología de funcionamiento única en el sur de la Provincia y la segunda en Mendoza.

Una de las características de esta obra es que lleva doble muro y una gran cantidad de hierro, ya que trabaja con una mucha cantidad de presión al estar a gran profundidad: “Esto permite dar una solución, no solo a las 900 familias del Programa Hábitat, sino también a los vecinos que estén en las cercanías”. Este ramal es uno de los más extensos ya que prácticamente recorre toda la Ciudad.

La obra comenzó a ejecutarse en el año 2019, y el punto elegido se determinó luego de intensos análisis. Debido a las napas existentes se debieron llevar adelante distintas tareas para solucionar este escollo, que se logró deprimiendo las napas. De esta manera se estima que para el mes de octubre, o noviembre, la obra ya esté en funcionamiento. “Al ser una obra de gran magnitud, hay que tener en cuenta que una vez concluída, AySaM debe realizar todos los estudios necesarios para comprobar que todo funcione de manera adecuada y que los vecinos puedan utilizar la red” dijo Giménez.

La nueva tecnología implementada en esta obra es amigable con el medio ambiente, al utilizar filtros biológicos, que permiten un tratamiento interno del sistema de aire para que no emane olores: “Son filtros de última tecnología que deben ser reemplazados cada dos años por AySaM pero que son muy amigables con el ambiente, así también las bombas que elevan el líquido cloacal, que son computarizados y alertan de inmediato ante cualquier inconveniente. Además cuentan con un sistema que evita que sean afectados por posibles cortes de energía” concluyó el Director de Obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.