Creen que fue una disputa por un campo la que desencadenó el crimen de un hombre en Carmensa


El cadáver de Humberto Giménez (62) fue hallado enterrado a poca profundidad en una finca. Detuvieron a un joven de 20 años y a su presunto cómplice, de 65.

La búsqueda de Humberto Giménez (62) comenzó el lunes cuando su esposa radicó la denuncia porque no sabía nada de él desde el último viernes. Pero lo que inició como una averiguación paradero, culminó con el hallazgo de un cadáver y una investigación por homicidio.

El hombre fue encontrado enterrado en un campo al Sur de General Alvear con un orificio de lo que sería un disparo, en la zona intercostal derecha.

Por el hecho hay dos personas detenidas, un joven de 20 años que sería el hijo del dueño del campo, y un hombre de unos 65 años, un conocido que lo habría ayudado con el cadáver.

La venta de una finca en Carmensa sería el detonante de una disputa que terminó de manera fatal.

La principal hipótesis es que a Giménez lo mataron en la finca de la discordia y trataron de ocultar el cuerpo en el campo que se encuentra en las inmediaciones del cruce de la ruta nacional 143 con la ruta provincial 190 (que conduce a Punta del Agua), unos 35 kilómetros hacia adentro en dirección al Este.

El dato clave para dar con el cuerpo lo suministró un policía retirado después de recibir un llamado anónimo.

Giménez salió en una moto Zanella de 50cc de color azul el viernes pasado y no regresó más a la casa. Después de la denuncia que radicó la esposa, la Policía comenzó con un intenso operativo en la zona de Carmensa.

Sin embargo, en la madrugada de ayer un llamado anónimo a un ex policía permitió comenzar a atar cabos y llegar hasta el campo. El cuerpo estaba enterrado a medio metro de profundidad. “Se podía apreciar que la tierra había sido removida y quedó un pequeño montículo”, comentó una fuente ligada a la investigación.

Si bien la tierra dificultaba reconocer algunos detalles, por el estado en que se encontraba el cuerpo todo indica que llevaba, como mínimo, 48 horas muerto.

Durante un rastrillaje por la zona también encontraron un casquillo y, tirado cerca del puesto, el ciclomotor azul en el que había salido Giménez.

Las versiones varían pero lo que más fuerte suena es que el motivo del crimen es la venta de la finca que realizó Giménez y al parecer aún no estaba saldada la deuda.

Entre las medidas que ordenó el fiscal Martín Castro, en la tarde de ayer allanaron la propiedad para buscar indicios que sustenten la teoría de que a Giménez lo asesinaron en esa propiedad y luego llevaron el cuerpo al campo para enterrarlo con la intención de desaparecer toda la evidencia.

Durante la madrugada y la mañana de ayer, personal de distintas dependencias policiales con perros entrenados trabajaron en el lugar hasta que dieron con la víctima.

El apuntado por el crimen es el joven de 20 años. “Es familiar del dueño del campo”, confió una fuente, y el amigo de 65 años “sería un partícipe necesario”, agregaron. Este sujeto habría proporcionado el vehículo para mover el cadáver y colaboró para ocultarlo.

Además de las pericias, tanto en la finca como en el campo, el fiscal Castro espera por la información que arroje la necropsia y luego decidirá el futuro de los detenidos. La causa que lleva adelante está calificada como homicidio agravado.

Fuente: Los Andes/Gonzalo Villatoro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.