Desbarataron una banda que faenaba caballos en San Rafael e investigan si vendían la carne en un almacén de barrio

La Policía Rural detuvo una camioneta en la que iban dos adultos y un menor con 11 cajones de carnes de dudosa procedencia. Atención: las imágenes pueden herir la sensibilidad.

Desbarataron una banda que faenaba caballos y vendía la carne en San Rafael. La Policía Rural hizo dos allanamientos, uno de ellos en una carnicería de barrio. Las imágenes pueden herir la sensibilidad.

Ocurrió este miércoles en una finca ubicada en calle Maza de Colonia Elena. Luego de varias denuncias anónimas, efectivos de la unidad investigaría ingresaron a la propiedad.

Una vez adentro descubrieron que se estaban llevando adelante faenamientos clandestinos de caballos. Inmediatamente, dieron aviso al ayudante fiscal en turno y durante la siesta detuvieron una camioneta Fiat Fiorino de color blanca que momentos antes había salido del lugar.

Los interceptaron en ruta 146 y calle El Jarillal. En el interior viajaban tres hombres de 17, 27 y 47 años. En la parte de atrás del vehículo llevaban 11 cajones blancos con carne cruda. Ante la sospecha de que se tratara de carne de caballo, los tres fueron trasladados a la comisaría 62.

Posteriormente, el magistrado ordenó que se allanara la finca de calle Maza. En el interior encontraron un escenario de terror, había cuatro caballos recientemente faenados, vísceras, cueros y huesos. Además, encontraron diez caballos vivos que fueron trasladados al corral del Estado.

El segundo allanamiento se llevó a cabo en una carnicería en calle Reconquista del barrio Pueblo Diamante. Según fuentes policiales, allí secuestraron dos cajones con carne de similares características hallada en la camioneta.

Se procedió a la identificación de las personas que atendían el local y una vez que se obtengan los resultados del examen realizado a la carne secuestrada se dispondrán nuevas medidas. En el operativo participó la Unidad de Investigación de la Policía Rural, se personal de Veterinaria y Zoonosis de la municipalidad de San Rafael.

El espanto de cuatrerismo

“Es la primera vez que recibimos imágenes tan crudas”, expresó a Los Andes la Yésica Valenzuela. La joven es voluntaria de la asociación Pempa, la única protectora de equinos de la provincia.

“Teníamos información de que había un matadero de caballos en ese distrito”, dijo. Sucede que a mediados del 2020 la Policía desbarató otro matadero clandestino que también estaba ubicado en una finca de Colonia Elena.

Sobre los diez caballos que la Policía Rural consiguió rescatar, Valenzuela adelantó que desde la organización se van a constituir como querellantes de la causa.

“Ahora hay que ver si han denunciado robos, si tienen dueño. Sino van a quedar en el corral del Estado y si nadie los reclama los más probable es salga en un remate. Nosotros queremos llegar antes de esa instancia”, explicó.

Código Penal

En Argentina el cuatrerismo o delito abigeato está contemplado en la ley 25.890 que establece penas para personas que roban ganado. La cantidad de años varía según la cantidad de animales robados. No obstante, dicha norma no es clara en cuanto al faenamiento de los animales robados sino que se concentra sobre todo el hurto de los mismos.

Si de protección de animales se trata, la ley más completa hasta el momento es la 14.346 de maltrato animal. La misma establece que “será reprimido con prisión de quince días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales”.

La misma contempla desde el abandono, el maltrato físico, la mala o nula alimentación, mutilación, experimentación hasta obligar al animal a trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado. Y por último, la ley de Policía Sanitaria Animal.

 

Fuente_Los Andes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.