El drama de una vecina de Las Heras tras el temblor: “No tengo dinero para arreglar la casa, ahora vamos a tener problemas de inseguridad”

Una pensionada de 84 años habló con Los Andes y detalló los daños que sufrió su hogar en la noche del lunes.

 

La vieja casa de Mercedes Alvarado, una pensionada de Las Heras que tiene 84 años, resultó con importantes daños estructurales, producto del terremoto de 6.4 de magnitud que tuvo como epicentro San Juan pero cuyos efectos impactaron en nuestra provincia.

La mujer vive en Tomas Godoy Cruz al 100 de Las Heras, entre Balbín y NeuquénSe trata de una construcción de adobe levantada en los años 40 del siglo pasado y que luego, en algún momento, fue reforzada con columnas y vigas “de material”. Ahora, tras el temblor la construcción parece inhabitable y peligrosa.

Anoche, Mercedes había ido a visitar a su hija porque cumplía años una nieta. En medio del festejo sintió “que se me movía el sillón para todos lados y nos dimos cuenta que era un temblor”. De inmediato llamaron a la casa de Mercedes donde se encontraba su hijo de 58 años, “quien se encuentra bajo un tratamiento”.

El hombre, al principio no le quiso decirle nada a su madre pero luego le explicó a su hermana que la pared medianera se había caído hacia el lado del vecino y que el fondo, donde había un viejo taller, se había derrumbado por completo.

Mi hijo se estaba por acostar y sintió un ruido tremendo porque se cayó todo el fondo y la medianera que da a la casa del vecino. Todos salieron corriendo para afuera cuando sintieron el ruido del derrumbe”, explicó la mujer que todavía está en estado de shock y que casi no durmió durante la noche.

Ahora, Mercedes vive en la parte de delante del terreno, donde las paredes lucen algunas grietas. Todo lo demás fue arrasado por el fuerte movimiento sísmico La medianera cayó sobre una camioneta del vecino produciéndole daños importantes.

No sé qué voy a hacer ahora. Me dijeron en Defensa Civil que iban a venir pero hasta ahora no han venido. Mis hijas quieren que me vaya pero yo no quiero. Yo no tengo dinero para arreglar esto y esta noche vamos a tener problemas de inseguridad. Además se ha generado un problema con los roedores que han salido por todas partes”, explicó la mujer.

 

Fuente_Los Andes/Por: Oscar Guillén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.