Habló el joven que rescató a la mujer del Marginal: “Vi a la señora por el agua y me tiré al canal”


Francisco Aguirre es el joven de 28 años que el viernes a la tarde se arrojó a las correntosas aguas del Marginal para rescatar a Genoveva Fuentes, la mujer de 58 años que casi muere ahogada tras ser arrastrada por el agua unos dos kilómetros. Había caído al canal a la altura de Deán Funes y logró ser retirada antes del puente de Vélez Sarsfield.

Francisco intervino frente a la Planta de Servicios del Municipio, en calle Juan XXIII, cuando vio al conductor de una camioneta que le arrojaba una soga o linga para intentar ayudarla.

Contó en diálogo con Info YA! que volvía en su bicicleta de hacer las compras, iba a su casa en calle Pedro Vargas al 3700, “me asomé al canal, vi a la señora que iba por el agua ya desvanecida, no se movía. Entonces me adelanté un poco, me saqué las cosas que traía, me tiré al canal de cabeza, como si fuera una pileta”.

Luego “dejé que me llevara la correntada y la alcancé cerca del barrio Molino, en el remolino antes de llegar a las compuertas. Iba como desvanecida, yo le hablaba a la señora, le decía ‘ayúdeme, no se vaya a descomponer’, parece que reaccionó y me ayudó un poco”.

El joven abrazó a la mujer por debajo de las axilas y con gran esfuerzo la desvió al canal secundario que se abre en esa zona, aunque para ello tuvieron que pasar por debajo de una compuerta. “Le dije a la señora que la iba a hundir porque teníamos que pasar por debajo de la compuerta para que no se pegara la cabeza. Ahí pude llevarla a la orilla porque allí no es tan profundo y hago pie. Conozco al canal porque antes me bañaba ahí”.

A unos 30 metros después de las compuertas, ya dentro del canal secundario, el joven recibió la ayuda de otros dos hombres, uno se metió al cauce y otro colaboró desde la orilla y entre los tres la sacaron. Además, una chica le brindó los primeros auxilios a Genoveva hasta que llegó la ambulancia.

Francisco aún no tuvo la oportunidad de ver de nuevo a la mujer rescatada, pero su hija le agradeció lo hecho por su madre y le comentó que está fuera de peligro.

Consultado sobre la sensación de lo vivido, comentó que “estaba muy nervioso y a la vez feliz porque es una buena obra, salvé una vida. Entre todos pudimos ayudarla”.

Fuente_Info YA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.