Kiwi: un cofre del tesoro para nuestro organismo

Rico en vitaminas, fibras y sales minerales, el kiwi puede representar una valiosa ayuda para nuestro organismo. Veamos todas sus propiedades y beneficios.

¿Hace bien comer kiwi?

Ciertamente que sí, porque esta portentosa baya de origen oriental representa un verdadero tesoro de sustancias beneficiosas para el organismo.

Empezando por la vitamina C, en la que el kiwi es muy rico. Un kiwi al día satisface el requerimiento diario de vitamina C (60 mg).

Esto es algo a tener en cuenta, porque significa que un kiwi contiene más vitamina C que una naranja o un limón. Por tanto, es un fruto fundamental para el fortalecimiento de las defensas inmunológicas.

Beneficios y propiedades del kiwi

En cuanto a beneficios, ya se mencionó el primer dato llamativo de esta fruta que es la gran cantidad de vitamina C que contiene su pulpa, útil para fortalecer las defensas inmunológicas, para la piel y por su poder antiinflamatorio.

Además, el ácido ascórbico presente en el kiwi es capaz de transformar el colesterol en sales biliares, logrando eliminarlo del organismo y aportando el equilibrio adecuado.

Rico en fibra, el kiwi es una fruta que calma la sed con propiedades diuréticas y ligeramente laxantes (dos kiwis al día aportan el 20% de la dosis diaria recomendada de fibra). Las fibras también sirven para reducir la absorción de azúcares refinados, grasas y colesterol.

En este sentido, el kiwi también puede jugar un papel preventivo frente a las enfermedades cardíacas, gracias a la gran presencia de flavonoides (además de vitamina C y vitamina E), capaces de disminuir los niveles de triglicéridos. Además, las semillas negras son ricas en vitamina E y omega-3, que representan verdaderos anticoagulantes naturales.

Tanto es así que hablar del kiwi y sus beneficios también significa recordar su capacidad para favorecer la circulación ayudando a los capilares. Además, es una valiosa fuente de vitamina E, hierro y cobre, que juntos confieren a la fruta propiedades antisépticas.

Pero tratar el tema del kiwi y sus beneficios también significa hablar de su capacidad para favorecer la digestión de las proteínas, gracias a la presencia de la enzima actinidina. Además, el potasio, en el que el kiwi es especialmente rico, es fundamental para regular la presión arterial y combatir la hipertensión. Entre los minerales presentes en el kiwi también se encuentran calcio, azufre, magnesio, fósforo y cloro.

La lista de beneficios del kiwi

  • Estimula el sistema inmunológico
  • Ayuda a la piel y aumenta la producción de colágeno.
  • Previene las enfermedades del corazón.
  • Reduce los niveles de colesterol en sangre
  • Regula la presión arterial y combate la hipertensión
  • Favorece la circulación y ayuda a los capilares.
  • Ayuda a digerir las proteínas.
  • Propiedades diuréticas y laxantes
  • Propiedades antisépticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.