Proyectan un frigorífico en Alvear para exportar a China


Serviría también para abastecer mercados nacionales con más requerimientos. Demandaría una inversión privada de 3,3 millones de dólares.

Con la mira puesta en exportar carne a China y también en llegar a mercados nacionales exigentes, la comuna de General Alvear desarrolló un proyecto que apunta a que inversores privados construyan un frigorífico fase 1. Aunque la producción bovina provincial sólo alcanza a satisfacer el 11% de lo que consumen los mendocinos, los asiáticos optan por cortes que no son casi demandados por los argentinos.

El director de Ganadería de la provincia, Damián Carbó, detalló que el mercado chino es muy riguroso y ningún matadero-frigorífico en Mendoza cumple con los requisitos para exportar carne a ese destino. Es que demandan que se faene, se enfríe a la media res y se desposte para armar las cajas de exportación en un mismo establecimiento, con un túnel de frío. En este sentido, comentó que General Alvear generó un proyecto para que inversores privados concreten esta idea, para la que se ha calculado que se necesita una inversión de 3,3 millones de dólares.

El secretario de Desarrollo Económico y Promoción Departamental, Carlos Ponce, explicó que entienden que la comuna tiene una ubicación estratégica, porque las instalaciones no sólo podrían ser utilizadas por los productores alvearenses, sino también por los sanrafaelinos -que están desarrollando feed lots- y la zona de influencia se extendería al oeste de la Pampa Húmeda (San Luis y La Pampa). Además, Alvear cuenta con la ventaja de la cercanía de los puertos de Chile, como una ventana al Pacífico.

Ponce resaltó que están en la etapa de idea-proyecto pero que esperan avanzar en el proyecto ejecutivo, aunque reconoció que el contexto de pandemia y la crisis económica ralentizaron el proceso. Hasta ahora, han avanzado en la elección de un área, sobre la ruta 188, antes de la entrada a Bowen, en donde no habría objeciones desde el punto de vista del impacto ambiental para instalar el frigorífico, que tendría una capacidad de faena de 22 mil vacunos por año.

El funcionario añadió que llevan un año de trabajando para intentar acercar a productores ganaderos, matarifes de distintas partes de la provincia y comercializadores que ya están exportando, con el objetivo de sensibilizar a posibles inversores, porque la estructura de mataderos de Mendoza está quedando obsoleta. Aunque la inversión sería privada, desde el gobierno municipal y el provincial acompañarían en la búsqueda de financiamiento.

General Alvear ya tiene un matadero frigorífico para ganado menor, porcino, pero con este se sumaría el de ganado mayor, con lo que los productores bovinos podrían integrar la cadena de valor. No sólo se abriría la posibilidad de exportar a China, que es un mercado de gran demanda y con el que se incrementaría el número de cortes comercializables y sería más sencillo llegar al punto de equilibrio, sino también de vender a la Patagonia, que tiene requerimientos que hoy no alcanzan los mataderos locales.

Carbó aclaró que se suele pensar que la exportación no le quita carne al mercado interno, ya que en el caso de los países asiáticos consumen cortes que los argentinos casi no compran, como hueso, grasa y animales de bajo valor, como el toro y la vaca. Por eso, planteó que la suba del precio tiene que ver con la oferta y la demanda, el valor del alimento, el costo de la faena y otras variables.

El director de Ganadería detalló que en Mendoza se está faenando el 60% de lo que se consume. Se trata de animales que, en su mayoría, provienen de otras provincias. En cambio, apenas el 11% completa el ciclo en Mendoza. Es que los productores ganaderos mendocinos suelen hacer la cría en suelo local y venden los terneros, que son engordados en otros lugares –aunque algunos lo hacen ellos mismos- y el animal regresa para ser faenado.

Para Carbó sería clave poder exportar a China ya que la vaca que ya no puede reproducirse, por su edad u otras dificultades, se podría vender al exterior, en lugar de tener un precio “irrisorio” en el mercado interno. Como proviene de una familia dedicada a la ganadería, recuerda que en algunas épocas ha valido menos que un par de zapatillas. Esto, pese a que un vientre se vende hoy, como mínimo, entre los $ 50 y $ 60 mil.

Y resaltó que entre el 15 y el 20% del rodeo se descarta por infertilidad. Así, entiende que tener un mercado para esa vaca que hoy se descarta podría mejorar la rentabilidad de los productores e incentivar que un número mayor comience a cultivar forrajes en las fincas con acceso a riego que se encuentran incultas.

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Ganadería de General Alvear, Andrés Vavrik, señaló que ven con buenos ojos todo lo que aporte al desarrollo de la industria y que han participado de algunas reuniones por este proyecto, pero que en este momento están enfocados en lograr que aumente el volumen de producción de carne en la provincia. De hecho, aseveró que ésto sería el principal motivador para que aparezcan los inversores que espera el municipio.

Vavrik añadió que desde la cámara apuntan a que se expanda la ganadería bajo riego, pero que para eso se necesita financiamiento para tecnificación y créditos blandos para implementar sistemas intensivos de producción. “No puede ser que estemos estancados en el 11% de autoabastecimiento”, lanzó.

La temporada pasada, acotó, se produjeron 130 mil terneros en la provincia, a pesar de la sequía y la baja en vientres que ocasionó, pero sólo se terminaron en Mendoza 49 mil. Si el total de terminara aquí, se llegaría al 30% de lo que consumen los mendocinos. Además, se incorporarían a la producción tierras abandonadas, en zonas marginales, que se destinarían a obtener cereal y fibra.

Fuente:Los Andes/Sandra Conte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.