Temporada de granadas, el delicioso antioxidante que se adapta a todos los platos


Esta fruta otoñal tiene muchos beneficios para la salud y es versátil en la cocina. Sirve para licuados y tés curativos. Desde 365 Tentaciones te contamos cómo podés aprovecharla.

La granada se consigue en verdulerías en otoño y crece en árboles de patios y casas mendocinas, pero su temporada es tan corta que hay que aprovecharla a pleno. Se puede usar para preparar platos dulces y salados, e incluso tragos.

Es la fruta carnosa del granado (Punica granatum), un árbol pequeño de no más de 5 mts. de altura que se aclimata muy bien a zonas semiáridas como la de Mendoza. Originaria de Persia, su cultivo se remonta a tiempos prehistóricos.

Esta fruta, que se debe consumir abriéndola al medio y golpeándola para que se desprendan sus pepitas, tiene fitoquímicos como flavonoides, antocianinas y elagitaninos. La mayoría de estas sustancias son pigmentos naturales con la función de proteger la planta frente a la luz ultravioleta, las bacterias o los parásitos.

Estos antioxidantes además mejoran el estado de los vasos sanguíneos, regulan la presión arterial, reducen a la mitad el endurecimiento de las arterias causado por la oxidación del colesterol y disminuyen la retención de la variedad mala (LDL), que si está alta incrementa el riesgo de sufrir un infarto. Estos antioxidantes protegen a tejidos y órganos frente a enfermedades degenerativas.

Está indicada para sistema gastrointestinal por sus taninos, de efecto antiinflamatorio sobre la mucosa digestiva. El consumo habitual de granada es una buena forma de reducir el riesgo cardiovascular, ya que previene la concentración y la oxidación del colesterol “malo” (LDL) y mejora la elasticidad de las arterias. También beneficia al corazón y al sistema cardiovascular su abundancia en potasio que contribuye a regular la tensión arterial.

Es ligera, digestiva y depurativa. Es una fruta hipocalórica, debido a su abundante agua y bajo aporte en hidratos de carbono.

Recetas

Licuado de granada y banana

Simplemente se bate una banana con leche y se agregan los granos. Queda delicioso y lleno de vitaminas.

Té curativo

Ingredientes

10 gramos de la cáscara de granada;

1 taza de agua hirviendo.

Preparación

Colocar la cáscara en la taza de agua hirviendo. tapar y dejar reposar durante 10 minutos. Al cabo de este período, se debe colar y beber una taza tibia 2 a 3 veces por día.

Ensalada con hojas verdes

Un polo rosso

Una rúcula

Una granada

Preparación

Mezclar las hojas con la granada y condimentar con aceto y aceite de oliva

Guacamole con granada

Ingredientes

3 Paltas

1 Cebolla     

1 Granada

1 Chile pequeño

Jugo de limón         

Sal y Pimienta         

Preparación

Hacer un puré con las paltas

Cortar la cebolla y el chile en trozos pequeños.

Cortar la granada y extraer todos los granos.

En un bol mezclar la palta con la cebolla, el chile, el zumo de limón, salpimienta y agregar la granada.

Servir con tostadas o galletas

Pollo con granada

Ingredientes

8 Muslos de pollo   

1 Calabaza  

1 Granada    

2 Cebollas   

Dos cucharaditas de comino       

Una cucharada de orégano

Una cucharada de aceite de oliva

Preparación

Calentar el horno a 220°C.

En un bol pequeño mezcla el aceite de oliva, el orégano, el comino, sal y pimienta.

Pela y corta las cebollas por la mitad. Lava y corta la calabaza en trozos.

Poner los muslos de pollo, la calabaza y las cebollas en una fuente grande para horno y vierte la mezcla.

Asar en el horno durante 45 minutos hasta que los muslos de pollo estén tiernos y dorados. Mientras, abre una granada y saca los granos.

Servir los muslos de pollo al horno con calabaza y granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.