Trucos para hacer una rosca de pascua húmeda y esponjosa


Cuando llegan las fechas especiales durante el año, seguramente pensamos en las comidas propias al festejo y como las podemos preparar en casa. Algo similar sucede para los días de pascuas, no solo podemos preparar huevos de chocolate para la familia sino que también podemos elaborar una buena Rosca de pascua húmeda y esponjosa.

De hecho, el preparar Rosca de Pascua casera es una verdadera delicia. Recordemos que se trata de un postre tradicional de Semana Santa pero que se puede disfrutar durante todo el año.

Veamos como elaborar una rosca con estas características tan tentadora, que nos quede húmeda y esponjosa. No es complejo hacerlo, se trata de una receta sencilla y no requiere de demasiados ingredientes.

Cómo hacer Rosca de pascua húmeda y esponjosa

Ingredientes

  • 10 gr. de Levadura en polvo (1 sobre)
  • 100 cc. de Agua tibia
  • 500 gr. de Harina 000
  • 1 cdita. de Sal
  • 100 gr. de Manteca blanda (en el microondas podemos dejarlo unos segundos)
  • 3 Huevos
  • 1 Huevo (para pincelar)
  • 100 gr. de Azúcar
  • Esencia de vainilla
  • Ralladura de 1 limón

Preparación

Para la masa:

  • En primer lugar, ponemos en un tazón la levadura con 2 cucharaditas de azúcar, el agua tibia y 2 cucharadas de harina. Luego mezclamos todo lo mejor posible sin que queden grumos.
  • Seguidamente tapamos el tazón con un platito y dejamos hasta que fermente, taparlo ayuda a mantener el calor del agua tibia.
  • Por otro lado, en un bowl amplio agregamos el azúcar, la harina, la manteca blanda, los 3 huevos, la ralladura de limón, un chorrito de esencia de vainilla y lo batimos hasta alcanzar una consistencia más bien granulada.
  • En este paso, le sumamos la levadura fermentada y 1 cucharadita de sal, mezclamos todo muy bien y vamos formando una masa en el bowl.
  • Tengamos presente que se puede añadir un poco más de harina de ser necesario.
  • Cuando observemos que la masa ya no se nos pega en las manos y esta suave, la tapamos con un paño de cocina y dejamos levar. Podemos ayudarla dejándola cerca de una hornalla para que reciba calor o algún otro lugar cálido de la cocina.
  • Cuando la masa haya duplicado su tamaño, lo dividimos en 2 o 3 bollos.
  • Seguidamente estiramos cada bollo a lo largo y lo adaptamos a un molde savarín, previamente enmantecado y enharinado, juntando una punta con la otra.
  • Paso siguiente, decoramos la parte de arriba con crema pastelera a gusto y pincelamos con huevo batido las partes donde no haya crema pastelera.
  • Pre-calentamos el horno a 180º C, e introducimos el molde con la rosca para que reciba cocción durante unos 20 minutos aproximadamente.
  • Nos aseguraremos de que se cocino totalmente al introducir un palillo o cuchillo hasta que salga limpio y seco.

Para la decoración:

  • Para la decoración podemos utilizar frutas, por ejemplo se incrusta cerezas o frutas abrillantadas en la parte superior de la rosca. Queda a nuestra libre imaginación, como así también quedan muy bien los higos y granillos de azúcar, entre otras opciones decorativas.

Trucos y Consejos

  • En el caso de no tener un molde savarín, podemos valernos de un truco sencillo al colocar un vaso engrasado en el medio de la rosca mientras se cocina en el horno, para evitar que se cierre.
  • Tal como sucede en muchas otras preparaciones, la sugerencia es que los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, a la misma temperatura. Especialmente la manteca aunque esté blanda, no debe estar deshecha ni líquida. La podemos partir en trocitos pequeños para integrarla mejor a la mezcla.

Fuente:razafolklorica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.