Una escuelita cultiva y vende sandías y con lo que recauda paga su conexión a internet


La institución lleva adelante, como proyecto productivo, una huerta que provee de alimentos a la merienda escolar y el excedente lo comercializa para pagar insumos.

La comunidad educativa de la escuela Gauchos de Güemes, de General Alvear, llevan adelante un proyecto productivo a través de cual cultivan una huerta y con los frutos de la misma pagan diversos insumos como internet.

La institución se ubica en la calle 10, de la localidad de La Marzolina, Alvear Oeste. La tenaz labor de la tierra por parte de docentes, celadores y alumnos cuenta con una trayectoria más que valiosa: bajo la supervisión de Marcelo Kryskiv –el celador y uno de los más versados en tareas rurales-, cultivaron zapallo y tomate que luego se agregaron a la ración de comida que reciben los alumnos de la DGE.

Pero ahora, y luego de un arduo año de trabajo de por medio que no se suspendió con la pandemia, la escuelita puso a la venta las jugosas y tentadoras sandías que cosecharon hace poco: “Las vendemos a 300 pesos, a ese precio promedio. Son alrededor de 30 pesos el kilo, son sandías de 8, 9 kilos”, detalló al portal MTN Mario Cincunegui, director del colegio.

“La cultivamos nosotros, el celador que es experto en los trabajos de agricultura, inclusive trabaja en la finca. Nosotros estamos volviendo a la cultura del trabajo, que no es sencillo, pero hemos sacado buena producción”, agregó. Sobre lo que fue trabajar durante el complejo 2020, marcado por la no presencialidad, Cincunegui remarcó que “se ha seguido este proyecto durante el 2020, no se abandonó. Yo he ido a plantar tomates con el celador”.

El proyecto productivo de la escuela cuenta con el aval de toda la comunidad y está asesorado por instituciones como el INTA y la municipalidad, quien prestó un camión con volquete para poder aplicar guano. Además desde la DGE se consiguieron fondos para que el celador encargado de la huerta pueda llevar a cabo las tareas a contra turno.

El dinero de las sandías es para reinvertir en la escuela

Con la llegada de la pandemia se impuso el trabajo y la educación a distancia. Esto llevó a la mudanza de gran cantidad de actividades a los entornos virtuales. Lamentablemente, la escuela Gauchos de Güemes no cuenta con buena conectividad.

Debido a esto, los fondos recaudados por la venta de los productos de la huerta se destinan a la contratación de un servicio de internet mejor del que provee la DGE: “Necesitábamos pagar internet, el internet del gobierno no nos funciona y hace varios años se viene pagando internet de Cecsagal que nos anda muy bien. Trabajamos muchísimo con internet”.

“Al sacar el papel, se utiliza todo vía online. Asistencia, notas, y todos los datos se maneja por internet, es por eso que es fundamental sacarlo del G.E.M”, detalló el director de la escuela a dicho portal.

“Te sentís con las manos y los pies atados cuando no tenés internet, hoy en día es fundamental, estamos en la era la información, de la conectividad. Debería hacerse cargo el estado, pero la red que tenemos no está funcionando y hay que rebuscársela”, comentó.

Fuente_Los Andes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.